lunes, 16 de diciembre de 2013

¿Es bueno o es malo jugar con juguetes bélicos?

Una pregunta que no se deja de hacer cualquier padre o maestro en este y todos los tiempos. Y a la que se hace alusión cada vez que sucede -lamentablemente ahora con más frecuencia - algún tiroteo en alguna escuela Norteamericana. Pero se dejan de plantear otras preguntas como por ejemplo, ¿qué hace que esos jóvenes opten por dichas acciones? En un próximo post me extenderé más al respecto.

Por ahora les quiero dejar con las palabras de Fernando Mieres, psicólogo psicoanalista, uruguayo, como él mismo se describe, quien explica con claridad la importancia de jugar con juguetes bélicos  como vía de escape o liberación de los instintos agresivos que todos tenemos por dentro. " nos guste a no"




En todas las épocas hemos jugado a la guerra o con juegos que representan violencia, incluso muchos de los comics y dibujos animados para niños incluyen actos de violencia escondidos detrás de la astucia y el humor. Son formas de representar el mundo y las relaciones y transacciones sociales que se hacen en el mismo.  

En los videojuegos igualmente, por muy inocentes y neutros que parezcan  llevan implícitos "malos y buenos" a los malos a los que te "tienes que comer" y los buenos a los que debes hacer "crecer" sean cubos o caramelos. 

Pero por supuesto cuando  los "malos y los buenos" toman formas humanas, tienen uniformes y se mueven en espacios que representan lugares geográficos reales, ya habría que preguntarse: 
¿Qué hace buenos a los buenos? 
Y ¿ qué hace malos a los malos? 
¿a qué bando me pliego?
o ¿no nos planteamos estas cuestiones?

Si juegas videojuegos de acción bélica por favor llena esta encuesta: Opinión sobre Videojuegos de acción.

Saludos y hasta  la próxima.