sábado, 23 de abril de 2016

Meditación en las aulas

Relajación. Ayer, en la Escuela Malvinas Argentinas de Béccar. h.g. rojas
Ha llegado un momento muy interesante en las aulas de cualquier nivel y es por la consideración integral de las personas que forman parte del colectivo del aula. Ya cada día, todos estamos más conscientes de nuestra parte invisible, esa de las emociones y la afectividad y lo fuerte que impacta cada instante de nuestras vidas.
En este sentido la práctica del mindfulness (Experiencias educativas)  se ha convertido en una alternativa cada vez más conocida, difundida y practicada.

También se están haciendo practicas con yoga (Experiencias educativas) o gestión emocional que no son más que diferentes caminos para llegar a lo mismo, el autocontrol a partir del autoconocimiento y dar apertura al despertar de la consciencia.


Me ha resultado muy grato encontrar un trabajo realizado con  284 estudiantes de educación primaria, en una universidad española. He resumido el artículo a través de esta infografía. (Artículo completo)






Otro ejemplo interesante es el caso de las 6 escuelas argentinas donde los maestros inician las actividades del día con los alumnos con un ejercicio de relajación psicofísica y meditación.
Según la información de prensa, los resultados de los cuestionarios a los docentes indicaron:


      “la meditación provoca serenidad en los alumnos. Mejora el vínculo entre ellos y con los maestros. Genera un ambiente que facilita el trabajo de     enseñanza”,. Además, refuerza la concentración, la atención y la memoria de los chicos.
Estos maestros fueron entrenados con técnicas de mindfulness.

Todos los métodos mencionados coinciden en la práctica de  técnicas de relajación, a través de la respiración consciente combinada con percepción de sensaciones o posiciones corporales o visualizaciones guiadas.


Apenas estamos en los inicios, dentro de muy poco será muy común encontrarnos con niños con mayor conciencia emocional. Pueda que a los padres y maestros nos falte más para asumirlo con naturalidad. 

¿Conoces alguna experiencia de este tipo en las aulas? 

Saludos y hasta la próxima.