domingo, 10 de agosto de 2014

Cerebro y aprendizaje: Las actividades desafiantes aumentan la inteligencia

Los retos, los asuntos por resolver, tanto dentro como fuera del aula, son la mejor manera de activar el cerebro y estimular la producción de nuevas conexiones dendríticas, según lo señala Eric Jensen, experto neurocientífico dedicado a llevar sus conocimientos en el área a las aulas de clase a través de la formación de los profesores.

El autor destaca que es la clave para volverse más inteligente es: "desarrollar más conexiones sinápticas entre las células cerebrales y no perder las existentes"

Las actividades que retan al cerebro a aprender propician la salud del mismo y la preparación para enfrentar las más variadas situaciones en la vida y con menores niveles de estrés, ya que el proceso mismo de encarar la nueva situación, tonifica la actividad cerebral, independientemente de los resultados que se tengan.



En su libro Teaching with the Brain in Mind, es claro y entusiasta al traducir en  sugerencias practicas los resultados de las investigaciones en el campo de las neurociencias aplicadas al aprendizaje. Y anima a los docentes a volverse investigadores voraces del tema, por todos los beneficios que traerá a la educación.

Hace unos años hice una reseña del libro en su traducción al español, y que sigue teniendo una gran vigencia, más ahora que está sonando tanto el tema de la neuroeducación.

Aquí la dejo: